Interpretaciones contemporáneas e ideas de lo sobrenatural en torno a la muerte
 
  Portada
  Índice
  Debate

Vita Brevis en FlipBook

       FlipBook    |    Imprimir Revista

D E B A T E

Manifestaciones de lo intangible. Relatos y creencias en torno a la muerte en el valle de Texmelucan
Alma Delia Flores Delgado
Benemérita Universidad Autónoma de Puebla

 

Resumen

Ubicado en las faldas del Iztaccíhuatl, estado de Puebla, el valle de Tetzmollocan fue en tiempos prehispánicos el asentamiento principal del área norte de Huejotzingo, constituido por diversas comunidades, entre las cuales están dos de los actuales municipios cercanos a la región boscosa: San Felipe Teotlalcingo y San Salvador el Verde. En esta región el mundo se divide en terrenal, es decir, el de los seres humanos, y el intangible, perteneciente a los seres mágicos y divinos. No obstante esta separación, ambos coexisten y se encuentran en contacto con el mundo terrenal, en una relación que se manifiesta de diferentes maneras. Por ejemplo, con la presencia de entes inmateriales –como el “muerto”– en lugares, tiempos y circunstancias específicas: los caminos, la noche, los rituales fúnebres, los sueños premonitorios, la presencia de animales como los coyotes o el aullido de los perros.

Palabras clave: muerte, escatología, intangible, sobrenatural.

 

Abstract

The valley of Tetzmollocan was the main settlement in the area north of Huejotzingo in pre-Hispanic times in the foothills of Iztaccíhuatl, state of Puebla. It was composed of diverse communities, including two of the modern-day municipalities near the forest region: San Felipe Teotlalcingo and San Salvador el Verde. In this region the world is divided into earthly, in other words of human beings, and the intangible, belonging to magical and divine beings. Despite this separation, both coexist and are in contact with the earthly world in a relationship that is expressed in different ways. For example, with the presence of immaterial entities—such as the “dead”—in specific places, times and circumstances: paths, nighttime, funeral rituals, premonitory dreams, and the presence of animals such as coyotes or howling dogs.

Keywords: death, eschatology, intangible, supernatural.

 

Introducción

El entorno físico es parte fundamental en la vida del ser humano no sólo por los recursos alimenticios o de subsistencia, sino por lo que representa; es decir, la simple observación de la naturaleza genera la búsqueda constante de respuestas en esta continua relación en el devenir del tiempo. Esta relación conforma la cosmovisión de los grupos humanos: la visión del conjunto del universo.

En la cosmovisión del valle de Texmelucan el mundo se divide en terrenal, que es el mundo de los hombres, y el intangible, perteneciente a los seres mágicos, espíritus, fantasmas, entre otros. Aunque divididos, ambos coexisten y pueden tener contacto en el mundo terrenal. Esta relación se manifiesta de diferentes maneras, como la presencia de entes inmateriales en lugares, tiempos y circunstancias específicos, como los caminos, las haciendas, las ruinas, la noche, los rituales fúnebres, los sueños, la presencia de animales, el monte y las barrancas.

En el mundo terrenal, donde habita el ser humano, se manifiesta el deceso o la muerte, el cual abre un vínculo entre el más allá y el mundo de los vivos. Sin embargo, cuando el alma no logra llegar a su destino final o aún se encuentra en el proceso, con vive con los vivos de manera inoportuna, en ocasiones benéfica y en otras provocando la muerte de las personas de manera inesperada. Este contacto también es aprovechado por aquellos que saben cómo utilizarlo en su beneficio.

 

Ubicación

Ubicado en el estado de Puebla, el valle de Texmelucan comprende diversas comunidades aledañas a San Martín Texmelucan y Huejotzingo, que comparten una herencia nahua y una historia que va desde la época prehispánica hasta nuestros días.

A la llegada de los españoles, el señorío huejotzinca se dividía en tres regiones localizadas en las laderas de la Sierra Nevada: la zona norte, que abarcaba el valle de Texmelucan; la central, donde está la ciudad de Huejotzingo, enclavada en un lugar de difícil acceso, en las barrancas que se abrían en las faldas de los volcanes; al sur, los huejotzincas dominaban el valle de Atlixco, amenazado por la Triple Alianza.

En tiempos prehispánicos el valle de la entonces conocida como Tetzmollocan constituía el asentamiento principal en el área norte de Huejotzingo y figura varias veces en la historia como asilo para los fugitivos procedentes de Texcoco. En la época colonial toda la región norte de Huejotzingo, hasta los linderos de Texcoco y Tlaxcala, recibió el nombre de valle Texmelucan –derivado de Tetzmollocan–, o Santa María Texmelucan (Dyckerhoff, 1997: 126).

Sin duda hablar de cualquier región implica un estudio más extenso y mayor tiempo; en esta ocasión sólo se considerarán dos municipios de las zonas altas del valle de Texmelucan: San Salvador el Verde –con 28 419 habitantes–, al que pertenecen las poblaciones de Analco, San Gregorio Aztotoacan, San Andrés Hueyacatitla, Tlacotepec, San Lucas el Grande y el Municipio de San Felipe Teotlalcingo, así como sus juntas auxiliares –con 9 426 habitantes.

El municipio de San Felipe Teotlalcingo, de ascendencia nahua, colinda al norte con el de San Salvador el Verde; al sur, con San Lorenzo Chiautzingo, y al oeste, con el Parque Nacional Izta-Popo y el Estado de México. San Salvador el Verde, por su parte, se encuentra documentado a partir de 1552. Los frailes franciscanos recibieron licencia del virrey don Luis de Velasco (1550-1564) para establecer un convento en San Salvador y reunieron a su alrededor a parte de la población de las cabeceras de Santa María Tetzmollocan y San Felipe Teotlalcingo (ibidem: 134). El Verde tiene vecindad, al norte, con los municipios de Tlahuapan y San Matías Tlalancaleca; al oriente, con los de Huejotzingo y San Martín Texmelucan; al sur, con el de San Felipe Teotlalcingo, y al oeste, con el Estado de México y el volcán Iztaccíhuatl.

En tales municipios la Iglesia católica mantiene el mayor número de fieles entre la población. Sin embargo, en la actualidad los habitantes se han ido sumando a otras religiones, entre las que se encuentran Iglesias protestantes como los testigos de Jehová, la evangélica metodista, la de Dios israelita, la de los santos de los últimos días, la bautista bíblica y la evangélica pentecostal.

 

Cosmovisión

Silvia Limón anota que la “cosmovisión es el conjunto de ideas y concepciones que un pueblo tiene respecto a la totalidad del mundo, las cuales constituyen una forma de aprehenderlo y explicarlo”. Estas concepciones “son expresadas de manera simbólica y han sido elaboradas socialmente con base en la observación de la naturaleza, de las actividades productivas, de la organización social y de la totalidad del universo conocido por un pueblo determinado” (Limón, 2001).

La cosmovisión es una visión global del conjunto del universo, del entorno natural con que el ser humano busca su propio sentido de vida. Se constituye por ideas, creencias, juicios de valor, actitudes vitales y sentimientos, y es resultado de un proceso histórico y colectivo que se construye y reconstruye a lo largo del tiempo y posee contradicciones internas.

 

   
Página 1 | 2 | 3 | 4 | 5   Siguiente