Interpretaciones contemporáneas e ideas de lo sobrenatural en torno a la muerte
 
  Portada
  Índice
  Debate

Vita Brevis en FlipBook

       FlipBook    |    Imprimir Revista

D E B A T E

Representación social de la muerte y tensiones liminales en la morgue de Santiago, Chile
José Manuel Varas Insunza
Servicio Médico Legal de Chile, Universidad Academia de Humanismo Cristiano (UAHC)

 

Resumen

El presente artículo da cuenta de los resultados principales de una investigación llevada a cabo en el Servicio Médico Legal de Chile (sml), cuyo objetivo fue describir la representación social entre la ciudadanía respecto al sml, así como al fenómeno de la muerte y el dolor. Con base en esto se reflexiona sobre la existencia de un conflicto, una tensión entre el estado judicial y la tradición ritual, vinculada con la propiedad del cadáver en el contexto de un rito de paso mortuorio trunco.

Palabras clave: rito, representación social, muerte, Estado.

 

Abstract

This article deals with the results of research conducted in the Legal Medical Service (Servicio Médico Legal or sml) in Chile. Its aim was to discover the social representation between citizens with respect to the sml, as well as to the phenomenon of death and suffering. As a result, reflections are offered on the existence of a conflict, a tension between the judicial state and ritual tradition, linked to the propriety of the corpse in the context of an incomplete mortuary rite of passage.

Keywords: rite, social representation, death, State.

 

El dolor evoca de manera vaga la presencia en el ser humano de una muerte que éste aprehende, y le recuerda la finitud de su condición. Es la marca de su contingencia. Sufrir es sentir la precariedad de la propia condición personal, en estado puro, sin poder movilizar otras defensas que las técnicas o las morales. No obstante, aunque parezca al hombre el acontecimiento más extraño, el más opuesto a su conciencia, aquel que junto a la muerte le parece el más irreductible, es sin embargo el signo de su humanidad. Abolir la facultad de sufrir sería abolir su condición humana.

David Le Breton, Antropología del dolor

 

Introducción

En el marco de mis labores como profesional en el Servicio Médico Legal (SML) de Santiago, me vi enfrentado a abordar la temática de la muerte como foco de investigación. Para la ciudadanía, el sml de Santiago se vincula con la muerte: es la morgue1 de la ciudad. A diario la “crónica roja” informa acerca de esto en los diarios; los noticiarios de televisión y otros medios de comunicación masiva están atentos afuera de este recinto, para informar acerca de cuanto asesinato, suicidio, violaciones y accidentes de tránsito ocurren en Santiago; esta institución también converge con otros hitos de impacto nacional, como la problemática generada con la identificación de restos humanos relacionados con la violación de los derechos humanos durante la dictadura, así como con otros episodios judiciales de alta connotación pública. Sumado a lo anterior, la ubicación de esta institución forense, junto a dos cementerios, el hospital psiquiátrico de la ciudad y otros hospitales públicos, construye un espacio que, intencionadamente o no, ha ido conformando un barrio temático, en el norte de la ciudad, donde se concentran instituciones sensibles para nuestra sociedad, que por sí solas o en conjunto refieren a dimensiones humanas que tienen que ver con el sufrimiento, la pérdida y el dolor. Así, la percepción de la ciudadanía respecto al SML2 no está lejos de la realidad y me parece que se ha construido un imaginario social que no sólo lo vincula con la muerte, sino también con la violencia en Chile.

Las estadísticas nos indican que de las 98 059 defunciones que ocurrieron en 2010 en Chile, según las cifras del Registro Civil –de acuerdo con la Unidad de Estadística del SML de Chile–, 12 303 correspondieron a personas que debieron ser ingresadas a las salas de autopsia del sml. De éstas, 7 915 correspondieron a cadáveres sometidos al proceso pericial en el SML de Santiago. Esta cifra representó 64.33% de los cuerpos a los que se realizó la autopsia en el SML en 2010 a escala nacional. La mayoría fueron casos de personas fallecidas que por orden de un juez o un fiscal quedaron sujetas a un procedimiento pericial, para que luego sus deudos acudieran a realizar una serie de trámites administrativos que les permitieran retirar el cuerpo y ejecutar el rito mortuorio conforme al ideario cultural y religioso. No obstante, el SML es más que la práctica de autopsias y la entrega de cadáveres a sus deudos. Su identidad y cultura organizacional también se compone de otros elementos que conforman la función pericial de este organismo auxiliar de la justicia, muchos de los cuales parecieran invisibilizados para el colectivo de la sociedad: peritajes de lesiones, sexología, psiquiatría forense, tránsito, responsabilidad médica, tanatológicos y exámenes de laboratorio (alcoholemias, bioquímicos, toxicológicos, ADN e histológicos).

En virtud de lo anterior surgió la necesidad de conocer y observar cómo la ciudadanía mira al SML, cuáles son sus percepciones, opiniones y expectativas respecto a esta institución, a modo de evaluarlas y calificarlas con miras a mejorar esta imagen, desmitificar los mitos construidos sobre su quehacer y elaborar las políticas y acciones pertinentes orientadas a rectificar u optimizar una imagen que pareciera unívoca.3 Con este objetivo, en 2010 asesoré a la Oficina de Informaciones, Reclamos y Sugerencias (OIRS) de esta institución en el levantamiento de información cualitativa. Encomendé tal labor a una consultora, cuyo objetivo consistió en describir la representación social de un grupo de usuarios del sml –antes y después de ser atendidos– respecto al fenómeno de la muerte y el dolor.

Una forma que permitiría abordar las percepciones y expectativas de los usuarios del SML fue considerar el tipo de representación social (RS) de los mismos; es decir, accediendo al imaginario construido por la ciudadanía respecto a la institución. Sin embargo, en el análisis de la información se observó algo más que representaciones sociales en cuanto a la institución: un imaginario fundado en una carga valorativa y significativa muy unida a la muerte, la violencia y el dolor. Así, observé la existencia de un conflicto permanente, de alta tensión, cuyo enfoque se encuentra en la propiedad de los cuerpos. Esta tensión no sólo se da entre el familiar o deudo que viene a retirar el cuerpo de su ser querido y el funcionario que cumple la norma y los procedimientos y espera la orden del fiscal para su entrega: más interesante aún, se trata de un conflicto que denota una tensión entre el estado judicial y la tradición ritual.

 

Materiales y métodos

El estudio encargado a la consultora fue de corte cualitativo, fundado en la aplicación de cuatro entrevistas grupales con usuarios del SML. La información obtenida se procesó mediante el análisis temático y la información se categorizó en tres dimensiones –percepciones, expectativas y conocimientos–, además de que se elaboraron categorías temáticas derivadas de las representaciones sociales recopiladas. La confección del instrumento consideró objetivos específicos, con base en los niveles y variables mostrados en la tabla 1. El análisis se basó de manera fundamental en las percepciones y los aspectos culturales y simbólicos: representaciones sociales.

La RS tiene una larga data en las ciencias sociales (Durkheim, 1898; Berger y Luckman, 1968; Jodelet, 1989; Moscovici, 1993). Desde esta perspectiva teórica es posible analizar una vasta gama de fenómenos, en particular la muerte. Por tal motivo se asumió el estudio de construcciones socialmente compartidas acerca de un objeto social, tanto en forma subjetiva como multidimensional. Aquí la representación social concierne a la manera como aprehendemos los acontecimientos de la vida diaria, las características de nuestro medio ambiente, las informaciones que circulan en éste, así como a las personas en nuestro entorno próximo o lejano.

 

1 El significado de morgue es “depósito de muertos”. Se trata de un concepto del siglo XVII, referente al lugar donde los presos debían identificarse en la prisión de Francia. Tiempo después el concepto se asoció para denominar al Instituto Legal de París, donde se exponían los cadáveres no reclamados..
2 En efecto, la misión del Servicio Médico Legal (SML) como organismo del Estado es otorgar un servicio altamente calificado en materias médico legales y forenses a los órganos de la administración de justicia y la ciudadanía en general, por medio de la realización de pericias médico legales. Esto trae consigo que las personas que llegan a esta institución lo hacen necesariamente por su vinculación con causas judiciales, lo que sin duda da una alta significación identitaria a esta institución, al relacionarla con aspectos de la vida cotidiana que podríamos calificar como “poco agradables”. Uno de los productos más reconocidos y claramente asociado con el quehacer de esta institución se vincula en forma directa con el Departamento Técnico de Tanatología en lo que corresponde a la práctica de autopsias, cuya finalidad es esclarecer la causa de muerte de las personas fallecidas que son ingresadas al sml por orden de la autoridad competente, ya sea el fiscal o el juez.
3 La importancia del estudio de la representación social que los usuarios del SML han autoconstruido respecto a esta institución, la cual involucra a su vez percepciones y expectativas de parte de ellos, se convierte en un hecho particular con una injerencia o impacto directos en el desarrollo de elementos o acciones de mejora que la institución puede ejecutar a fin de mejorar la calidad en la entrega de sus variados servicios a sus usuarios. Esta razón de mejora continua se enmarca en el proceso de modernización del Estado que diversos gobiernos han buscado, generado y conducido en el desarrollo del quehacer de los servicios públicos. Así pues, en un mundo globalizado, el tema de la calidad de la atención, gestión y de la producción o prestación de servicios constituye hoy en día un imperativo esencial; por ende, obtener información crítica sobre los ciudadanos, que al fin y al cabo son los demandantes de los bienes y servicios públicos que provee el SML, nos parece fundamental para la mejora de la calidad en la entrega de estas prestaciones.

   
Página 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7   Siguiente